Avión Spitfire

Viajar es uno de los pasatiempos favoritos de los australianos: somos una de las naciones más viajeras del mundo. Para llegar a cualquier lugar de nuestra isla, suelen ser necesarias largas horas de viaje: para ir de la costa este de Australia a, por ejemplo, Londres, hay que estar unas 24 horas en el aire. La gente suele decir que lo importante es el viaje, no el destino, pero una mala planificación puede hacer que un vuelo de larga distancia sea poco agradable.

Si le parece mejor un asiento en la ventana para dormir, si prefiere un pasillo para llegar fácilmente al baño o si realmente quiere sentarse sobre el ala, sólo tendrá la opción de conseguir el asiento que desea si factura con antelación.

El día antes del vuelo, pase un rato en el gimnasio, caminando o estirando para prepararse para pasar 24 horas sentado. Asegúrese también de estar bien descansado: negarse a dormir para estar agotado en el avión puede ser contraproducente.

Cargue su ordenador, tableta o teléfono con música, películas y libros electrónicos adicionales por si se le acaban las opciones a bordo. Los libros -de verdad, de papel- son una buena opción para que tus ojos descansen del tiempo de pantalla.

Vuelos de Google

Al hacerlo, la compañía estableció dos récords internos: la mayor distancia recorrida y el mayor tiempo en el aire para un vuelo comercial. El capitán Alex Passerini, al mando del QF 14, declaró posteriormente: “Qantas siempre ha estado a la altura de los retos, especialmente cuando se trata de viajes de larga distancia, y este vuelo es un excelente ejemplo de la capacidad y la atención al detalle de nuestro equipo de planificación de vuelos.”

  Viajes baratos a mallorca vuelo mas hotel

En contra de la creencia popular, volar durante tantas horas no es del todo nuevo. En los años 30, los aviones de Pan Am cruzaban el Océano Pacífico con regularidad. Los pasajeros a bordo del clíper de Honolulu podían esperar tiempos de vuelo de 20 horas cuando viajaban entre Hawái y el territorio continental de Estados Unidos. Qantas hizo lo mismo una década después. En 1943, el Flying Kangaroo puso en marcha el servicio entre Ceilán (actual Sri Lanka) y Australia, y sus barcos voladores tardaban hasta 33 horas en completar el viaje. Los pasajeros que lo hacían eran admitidos en la “Orden Rara y Secreta del Doble Amanecer”, llamada así por los dos amaneceres que verían durante el viaje.

Viajando

La duración del vuelo es un término de la aviación comercial que se refiere comúnmente a la cantidad de tiempo que un solo vuelo (segmento) está programado para tomar desde “el empuje en la puerta de salida hasta llegar a su puerta de destino”[1].

La OACI (Organización de Aviación Civil Internacional) lo define formalmente como “el tiempo total desde el momento en que un avión se mueve por primera vez con el fin de despegar hasta el momento en que finalmente se detiene al final del vuelo”, también denominado coloquialmente como tiempo “de calzos a calzos”[2].

  Viajes a bilbao en avion

La duración de los vuelos se suele denominar en grupos conocidos técnicamente como “Tipos de vuelo”,[3] como “Short Haul” o “Long Haul” que tienen múltiples definiciones diferentes dependiendo de las fuentes de origen. Véase la tabla siguiente para ver algunos ejemplos más destacados:

¿Cuándo puedo viajar después de haber dado positivo en el test de covid

Si tienes un vuelo largo próximamente y buscas consejos para sobrevivir a él, has llegado al lugar adecuado. He realizado varios vuelos de larga distancia recientemente y he elaborado una estrategia para reducir (o incluso eliminar) el jet lag. Comencemos.

Cada vez que estoy en un avión, veo que la gente comete pequeños errores que les provocan el jet lag cuando llegan a su viaje. Mucha gente piensa que el jet lag es inevitable, y en vuelos muy largos es cierto. Sin embargo, si un vuelo es de menos de 6 horas no hay razón para que tengas jet lag, incluso si cruzas zonas horarias. Sin embargo, con los vuelos de larga distancia el jet lag es difícil de combatir. Especialmente en los que duran más de 8 horas.

El mayor error que la gente comete una y otra vez es beber muy poca agua y demasiado alcohol.  En realidad, incluso una copa de alcohol es demasiado cuando se vuela.  Con un 12% de humedad, la cabina de un avión es más seca que la mayoría de los desiertos.  Esto es principalmente un subproducto de la navegación a grandes altitudes, donde el contenido de humedad es entre bajo e inexistente. Por lo tanto, si bebes alcohol en un avión, es peor si bebes alcohol en un postre -lo que es una forma garantizada de tener dolor de cabeza-, especialmente porque el alcohol es deshidratante por sí mismo. Hazte un favor y limítate al agua o al zumo. Los refrescos tampoco son hidratantes.

  Puedo viajar en avion con licencia de conducir
Scroll al inicio
Esta web utiliza cookies propias y de terceros para su correcto funcionamiento y para mostrarte publicidad relacionada con sus preferencias en base a un perfil elaborado a partir de tus hábitos de navegación. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Más información
Privacidad